La inteligencia es sexy

Afortunadamente para muchas, bueno, para el mundo entero, no voy a mentir, la inteligencia está jugando cada vez un papel más fundamental a la hora de encontrar a alguien atractivo o no. Por fin empieza a ser más numerosa la gente que se fija en el cerebro por encima de los abdominales o la talla de sujetador (aunque las tetas nunca perderán su efecto hipnótico, pero eso es otro tema distinto).

Dicho de otra manera, antes reinaba Kirk, y ahora Spock. Hasta no hace mucho tiempo, los hombres guapos y fornidos que resolvían sus problemas a puñetazos se llevaban a la cama a chicas de cualquier rincón de la galaxia. O a los chicos, según gustos, oye. El caso es que era el musculitos de gimnasio el que se llevaba el premio gordo, repetía el mejor plato y escogía primero el postre.

Pues bien, William Shatner ahora parece una albóndiga, mientras que Leonard Nimoy sigue conservando su toque de recia dignidad. El tiempo ha hecho su mella y resulta que el cerebro se conserva mejor que los bíceps. Sí, el señor Nimoy está mayor, pero ahí tenemos a Zachary Quinto para hacernos chorrear las bragas.

 Ahora se va consolidando el reinado de Spock, en el que la gente busca acostarse con alguien con quien después pueda mantener una conversación no basada en monosílabos. Que sí, que para líos de una noche seguirá triunfando Kirk, es comprensible, pero no deja de estar siendo relegado a un segundo plano, porque a las chicas no nos gustan tontos.

 Te planteas el compartir ya no la vida entera (nadie sabe estas cosas con seguridad al principio), sino al menos un buen trozo de la misma con una persona y piensas ¿y si me aburro? Por eso, al buscarte a alguien psicológicamente estimulante, te aseguras de tener conversaciones gratificantes, hacer descubrimientos juntos o descubriros cosas mutuamente.

 Esto, por supuesto, funciona en doble sentido. Del mismo modo que si eres una choni a la caza de mazados esos mismos culturistas van a pedir que entres en sus cánones físicos, si eres más sosa que el queso de Burgos light y tu encefalograma parece el electro de un gato de escayola no vas a conseguir jamás que un intelectual se fije en ti. Yo hasta diría que si eres más tonta que un zapato te vas a burlar de los chicos sensibles e inteligentes, siendo una arpía más.

 Que no se me malinterprete tampoco, cuando hablo de gente inteligente o intelectual no me refiero a personas con varias ingenierías o que se sepan de memoria la obra de Tolstói, pues hay a quienes se les suben los humos y acaban siendo unos gilipollas integrales cerebrales. Hablo de gente sensible, curiosa, que sepa sumar dos y dos y moverse al siguiente punto por sí misma.

 Hay muchos tipos de inteligencia, muchos más que musculitos en un gimnasio, y es delicioso ir descubriéndolos.

2017-05-17T13:12:43+00:00 Febrero 26th, 2015|Etiquetas: , , , , |4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Hust 26 Febrero, 2015 en 3:35 pm - Responder

    ¡¡¡Lo que sea por evitar el aburrimiento!!!

  2. […] el nacimiento de esta web hablamos de Leonard Nimoy, grandísimo actor conocido mundialmente por encarnar a Spock, el vulcaniano favorito de cualquier […]

  3. Monique LaMer 28 Febrero, 2015 en 12:00 am - Responder

    Oh, por fín, por fín, alguien que lo dice en voz alta!!!!!
    Y encima pones esa foto, que hoy estoy muy sensible y al verla me siento triste y a la vez….madre mía, quién fuera Uhura…..
    De nuevo estoy absolutamente de acuerdo contigo (qué está pasando aquí??) La inteligencia es sexy, y el que no lo comprende es porque no lo ha experimentado nunca. Aún diría más, no sólo es sexy, es el último afrodísiaco….Aunque el primer estímulo sea físico, no es extraño no sentirte atraído por alguien a la primera y sin embargo tras una breve conversación verla como la persona más interesante del mundo…..supongo que una conversación inteligente libera más endorfinas y nos hace sentirnos más atraídos…..lo que después esa persona inteligente haga (y tú también), ya es cosa aparte, pero en mi opinión, tiene la mitad del camino hecho.

    • En Pelotas 28 Febrero, 2015 en 10:25 am - Responder

      ¡Claro que sí, mujer! Los rollos de una noche pueden estar muy bien a los 15 años, cuando estás echando las tetas y experimentando con tu sexualidad, pero cuando maduras necesitas algo más estimulante. Y eso que no he mencionado que un amante inteligente está informado sobre qué y cómo hacer ciertas “cositas” en la cama… ¡Doble estimulación! Cuando dicen que el orgasmo es cerebral, tienen parte de razón 🙂

Deje su comentario

Positive SSL