A vosotras

8-M

Feliz día, mujeres.

Porque nos lo merecemos.

Porque nosotras sangramos, gestamos y parimos.

Porque siempre hemos sufrido por ser lo que somos. Mujeres bellas, fuertes, decididas. Pero siempre enjauladas, maltratadas, violadas y asesinadas.

Solo por ser mujeres.

Porque por ser mujer no debo enseñar los pechos. Pechos, un símbolo de revolución y liberación, reducidos a un simple objeto de deseo.

Porque si enseño mis pechos me llaman guarra, calientapollas, falsa feminista.

Porque se olvidan de que yo, como mujer, puedo hacer lo que quiera con mi cuerpo.

Porque la libertad está en poder hacer con mi cuerpo lo que quiera sin ser juzgada ni insultada.

Porque es mío. Porque no hiero a nadie. Porque estoy orgullosa. Porque quiero enseñarlo. Porque quiero gritar con él.

Porque quiero que el mundo vea que no uso sujetador. Esa prenda que oprime, que falsea la forma de mis pechos. Mis bellos pechos.

Porque quiero poder ir sin sujetador sin que me juzguen.

Feliz día, mujeres.

Porque seguimos siendo víctimas constantes del machismo, todos los días a todas horas.

Porque tenemos miedo de ir solas por la calle.

Porque tenemos que aguantar cómo desconocidos nos miran, nos desean, nos piropean.

Esos desconocidos que se creen con el derecho a decirnos. A decirnos que les gustamos, a decirnos que somos parte de su deseo.

Feliz día, mujeres.

Porque seguimos perdiendo gran parte de nuestro tiempo y nuestro dinero en depilación.

Porque tenemos miedo de que alguien vea nuestro pelo. Pelo.

Porque tenemos que soportar que nos llamen guarras por enseñar nuestras zonas con pelo.

Pelo que también tienen los hombres, pero que no importa.

Feliz día, mujeres.

Porque no podemos opinar sobre las dificultades de la maternidad sin ser tachadas de malas madres.

Porque que no vayamos de madres felices es una ofensa para nuestra sociedad.

Porque admitir que para algunas mujeres ser madre es perder calidad de vida es una excusa perfecta para llamarte mala madre, como si fuese un pecado decir en voz alta lo que tantas mujeres piensan.

Feliz día, mujeres.

Porque seguimos siendo esclavas del hogar. Esclavas de nuestros maridos e hijos.

Feliz día, mujeres.

Porque nos lo merecemos.

Porque por el simple hecho de ser mujeres, hemos nacido luchadoras.

Luchadoras porque, en el mundo en que nos toca vivir, tenemos que serlo.

Porque podemos ser maltratadas, violadas y asesinadas por el simple hecho de ser mujeres.

Porque no podemos enseñar nuestros pechos solo por el simple hecho de ser mujeres.

Porque tenemos que depilarnos solo por el simple hecho de ser mujeres.

Porque tenemos que ser objeto de deseo solo por el simple hecho de ser mujeres.

Porque tenemos que tener miedo solo por el simple hecho de ser mujeres.

Porque tenemos que ser buenas madres sin debilidades ni flaquezas solo por el simple hecho de ser mujeres.

Porque tenemos que ser esclavas del hogar solo por el simple hecho de ser mujeres.

Feliz día, mujeres del mundo.

2017-05-17T13:12:31+00:00 Marzo 8th, 2017|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios

Deje su comentario

Positive SSL