Chris Pratt me molaba más gordito

Hace ya tiempo que salió en cines Guardianes de la Galaxia, la apuesta espacial de Marvel en su universo cinematográfico. De hecho, hace ya tanto tiempo que se estrenó que hasta ha salido ya en DVD y Blu-Ray… En fin, que con esta película se lanzó a la fama a Chris Pratt, quien interpretaba a Star-Lord, el líder terrícola de la banda, gracias a lo cual ha hecho muchísimas apariciones públicas, siempre caracterizadas por su sentido del humor.

Pero Chris (puedo permitirme llamarle Chris, ¿verdad?) ya era conocido en ciertos círculos gracias a la brutal serie de TV Parks & Recreation, una sitcom de los creadores de The Office sobre el día a día de unos funcionarios del gobierno encargados del departamento de parque y tiempo libre. Que dicho así suena a coñazo que flipas, pero, en serio, la serie es una risa, sobre todo por el personaje de Ron Swanson.

El caso es que en la serie de la NBC figuraba Chris, haciendo de loser total, cantante de una banda que cambia de nombre más que él de calzoncillos que se rompe ambas piernas al caer borracho en un foso. Y estaba gordito. No obeso, puede que ni tan siquiera llegara al sobrepeso, pero estaba gordito.

Blandito. Adorable. Achuchable. Abrazable. Bonico.

Es un chico guapo y de sonrisa fácil, cae bien, es gracioso… Lo tiene todo para molar. Y, encima, parecía un chico que te pudieses cruzar por la calle, alguien a quien de verdad pudieses conocer una noche de fiesta y darte un buen revolcón, o tener un colega a muerte para toda la vida, o ambas cosas, qué cojones.

Entonces llegó Guardianes de la Galaxia y le obligaron a mazarse. Que, oye, a cambio nos dieron grandes escenas de él bailando música de los 70, pero nos lo cambiaron. Pasó a ser un chetado más, carne de gimnasio, parte de ese ideal de belleza masculina inalcanzable, como Conan (por, seamos sinceros todos aquí, los hombres también están subyugados a cánones físicos imposibles), todo músculo y fibra perfectamente depilado.

¿Dónde está ahora esa barriguita peluda, Chris? En tu cara se sigue notando que eres un chico gordito, debes de estar sufriendo por no poder untar galletas en la Nutella (también conocido como “ambrosía”). Por favor, vuelve a ser un chico normal, porque, de ese modo, eras un chico excepcional.

2017-05-17T13:12:43+00:00 Marzo 2nd, 2015|Etiquetas: , , , , |2 Comentarios

2 Comentarios

  1. El Elegido 23 Marzo, 2015 en 1:33 pm - Responder

    Quiero citar y alabar:
    “…parte de ese ideal de belleza masculina inalcanzable, como Conan (por, seamos sinceros todos aquí, los hombres también están subyugados a cánones físicos imposibles), todo músculo y fibra perfectamente depilado.”

    • En Pelotas 23 Marzo, 2015 en 1:53 pm - Responder

      ¡Y sin mentar a He-Man!

Deje su comentario

Positive SSL