Depilación femenina

El dilema del pelo

Algo con lo que toda mujer debe vivir en la sociedad actual es con la depilación. Y digo “toda mujer” porque, aunque haya mujeres que no se depilen ni una sola parte de su cuerpo (lo cual es MUY raro de encontrar) lo más seguro es que ellas también hayan pasado por la depilación y hayan decidido plantarse en un determinado momento.

El mundo en el que vivimos es tan hipócrita que no tiene problema en condenar a una mujer cualquiera por dejarse crecer el pelo de las axilas mientras que alaba a una famosa sin depilar, porque si ella es una personalidad del cine, la música o el mundo del espectáculo en general, es un modelo a seguir.  Esta hipocresía hace que te den ganas de liberarte de la cera, la cuchilla o el láser pensando que el mundo está cambiando y que las personas van a ser más comprensivas, porque cuando Madonna se dejó pelo en las axilas a todo el mundo le pareció fantástico, pero la realidad es distinta.

Yo soy la primera que más de una vez ha dicho: “voy a aguantar sin depilarme, no tengo tanto pelo y es algo natural de lo que no tengo por qué avergonzarme”, pero he durado dos semanas. Porque, claro, no soy Rihanna, por lo que no soy rompedora, ni atrevida, ni nada de nada. Eso está reservado para quienes pueden beberse una copa equivalente a mi nómina.

Todo el mundo debería ser libre de decidir si depilarse o no sin miedo al qué dirán, pero resulta muy complicado cuando eres uno más y no un artista de Hollywood, porque nosotros no marcamos tendencia. ¿Por qué ha de ser tan complicado? ¿Por qué no puede ser “eh, quiero depilarme las axilas pero no las piernas, adelante” o “a mí me gusta rasurarme hasta las cejas, a tope”? Si somos nosotros, en multitud, quienes llevamos las tendencias, ¿por qué no crearlas?

2017-05-17T13:12:39+00:00 Julio 6th, 2015|Etiquetas: , , , , |6 Comentarios

6 Comentarios

  1. Tiresias2121 6 Julio, 2015 en 11:55 am - Responder

    Ayy…. hay tantos esquemas sociales… Necesitas un buen martillo para cargárnoslos todos jaja.
    Buena crítica, tú haz lo que te apetezca, sé quién eres sin importar cómo eres.

    Un saludo

    • En Pelotas 7 Julio, 2015 en 8:17 am - Responder

      Gracias por tus ánimos 🙂 Ojalá fuese tan sencillo ser uno mismo, hay que soportar tantos estigmas, tantas miradas extrañas… que a veces no se tienen fuerzas. Poco a poco, con esfuerzo en conjunto, se pueden cambiar las cosas, lo que pasa es que me parece demasiado “poco a poco” ^^U

  2. Ferran 6 Julio, 2015 en 5:42 pm - Responder

    En principio debería ser como dices, según el criterio de la afectada; pero tienes razón con que la moda y tendencias hacen mucho

    • En Pelotas 7 Julio, 2015 en 8:18 am - Responder

      La presión del grupo o simplemente “hacer bulto” ya hace que te sientas mucho más respaldado. Vamos, que en esta vida no hay nada fácil.

  3. Lourdes Cortés 7 Julio, 2015 en 9:30 am - Responder

    Opino igual que tú, y creo que ninguna nos atrevemos a hacer las cosas a nuestro gusto porque creemos que somos las únicas que creemos que está bien nuestra idea y que los demás no nos la aceptaran (es cierto que también hay personas que te sueltan un mal comentario y te hacen sentir lo suficientemente mal como para cambiar velozmente de opinión).
    Creo que la única solución seria unirnos, apoyarnos las unas con las otras para hacer las cosas para nosotras mismas y no tener que actuar solo para agradar a los demás (que es lo aceptado en nuestra sociedad).

    • En Pelotas 8 Julio, 2015 en 9:02 am - Responder

      Ahora con las redes sociales como que parece más fácil unirse, presentar “un frente cohesionado”, ojalá que seamos muchas (y muchos, aquí hay cabida para cualquiera) quienes abramos los ojos y podamos decir “hasta aquí”. No será fácil ni será rápido, aunque creo que valdrá la pena. Me están llegando muchos comentarios de chicas como tú y como yo, en serio, podemos hacer piña y que los charlatanes de últimas tendencias cierren el pico.

Deje su comentario

Positive SSL