Sextories

No cierres la mente y abre las piernas

Sextories se define como “una publicación independiente de cómic erótico que lucha por contar historias a través del sexo, hablando de una manera abierta, desenfadada y cercana de la sexualidad y como la vivimos abriendo sus puertas a diferentes estilos y maneras de concebirla”. Se puede decir más alto, pero no más claro. ¡Y encima son majísimos!

Nos acercamos a su stand el pasado Saló del Cómic de Barcelona, conocíamos el proyecto por el crowdfunding y porque Jordi Bayarri, participante del cómic, es alguien a quien Carcayú siempre le ha seguido la pista; casi, casi es su stalker. Además, ya solo por los pósters, postales y puntos de libro que se veían en la distancia era algo que me llamaba la atención.

Allí estaban representando a todo el colectivo Rocío Rainv, Uther y Chemi Baralust, para quienes no tenemos más que buenas palabras. Son deslenguados, vivaces, con cero tapujos y un talento y estilos propios, de esos que te hacen tener mucha envidia. ¡Vamos, que saltó la chispa del amor!

Compramos, evidentemente. De hecho, fuimos suyos desde el primer hola. Y nunca dijeron hola. True love, en serio.

¿Qué hay en Sextories? TODO. Y eso es lo más genial y lo que lo hace verdaderamente único. Cada autor tiene su propia identidad dentro del recopilatorio, y ha hecho con ella lo que le ha venido en gana, dándole una personalidad brutal a todo el conjunto. Además, el formato de historias cortas viene de perlas para dejar con ganas de más al lector, ninguna historia llega a cansar, te deja con la miel en los labios.

Si ya de por sí tener muchos estilos gráficos y narrativos (y todos buenos) es atractivo, el amplio abanico temático termina de rematar la faena, como esos últimos espasmos tras el orgasmo. Las historias abarcan desde el humor más gamberro, la fantasía (no necesariamente épica, aunque también la hay), la cotidianeidad más tierna y, cómo no, la denuncia social más necesaria. Porque hace falta, todavía existen demasiados prejuicios y estigmas en un mundo supuestamente moderno respecto a la sexualidad, y un alegato nunca está de más. Además, al estar todo intercalado, tantos géneros y enfoques, no satura ni da la (falsa) impresión de que es todo igual, se trata de un tomo perfectamente balanceado.

En resumen, y para finalizar, ¡qué gustico todo! Ahora nos arrepentimos de no estar apoyando Sextories desde el primer número, aunque nos tienen fidelizados de por vida si siguen haciendo las cosas tan bien. Porque, encima, si alguien tiene algún prejuicio con las autoediciones, que le eche un ojo, porque ya os digo que tenemos tomos de grandes editoriales peor editados.

¡Follad, follad, que el mundo se acaba!

2017-05-17T13:12:34+00:00 Mayo 26th, 2016|Etiquetas: , , , , , , , |2 Comentarios

2 Comentarios

  1. María Savage 26 Mayo, 2016 en 1:36 pm - Responder

    Desde luego… tenéis de donde aprender… pero yo diría que en este caso, alumnos y maestros ya van a la par!! No me extrañaría ver colaboraciones entre En Pelotas y Sextories!!!

    Fishibesosssssssss guapos!

    • En Pelotas 30 Mayo, 2016 en 5:20 pm - Responder

      ¡Ojalá, María! Nos encantaría participar con ellos, a ver si cuentan con nosotros para el próximo número, porque la idea nos apasiona <3
      Un abrazo, guapísima 😉

Deje su comentario

Positive SSL