Tipas duras en el cine (II)

Sí, “las chicas son guerreras”

Ha sido a través del cine que se han presentado en sociedad numerosos ejemplos de mujeres que, sin perder un solo ápice de feminidad, han asumido en la ficción comportamientos descaradamente masculinos, dejando patente que no por ello son menos mujeres. Como ya hablé anteriormente, hay muchos casos, pero me gusta comentar mis favoritos.

Sarah Connor

Corrían los inicios de los 80. Los avances tecnológicos, especialmente aquellos con aplicaciones militares, abrían todo un abanico de derramamiento de sangre innecesario en el campo de batalla sin necesidad de mancharse las manos.

Esto es lo que percibió James Cameron cuando se dispuso a realizar The Terminator, y recogiendo el testigo de su colega Ridley Scott, puso una mujer fuerte al frente: Sarah Connor, interpretada por Linda Hamilton, quien repetiría papel en la primera secuela.

En la historia, Kyle Reese ha de proteger a Sarah Connor a toda costa, pues ella será quien de a luz a John Connor, el líder de la resistencia humana. Sin embargo, Sarah necesita poca protección una vez es consciente de la magnitud de los hechos. Ella es una suerte de Virgen María, que traerá al mundo a nuestro Salvador, mas esta afirmación podría hacer que los grandes líderes religiosos se tirasen de los pelos, pues Sarah dejó atrás la supuesta pureza de la virginidad mucho antes de concebir a John, y no necesitó de matrimonio alguno para mantener relaciones sexuales con el misterioso soldado venido del futuro.

Se dejaba patente de este modo una revolución sexual que promulgaba la libertad total de las mujeres, así como la total equidad con los hombres. Ellas eran libres sobre sus cuerpos, que podían servir para los mismos propósitos que aquellos de sexo opuesto.

2017-05-17T13:12:40+00:00 Junio 3rd, 2015|Etiquetas: , , |4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Monique LaMer 3 Junio, 2015 en 11:14 pm - Responder

    Si yo fuera Sarah Connor, tampoco lo hubiera dudado a la hora de liarme con Kyle Reese.
    He dicho.

    • En Pelotas 8 Junio, 2015 en 2:31 pm - Responder

      Ni tú ni nadie, es que el hombre está muy BIEHN! (guiño, guiño)

  2. […] A caballo entre ambas opciones se halla Watchmen, también de Zack Snyder, que dividió al público porque, si bien la mayor parte del tiempo transportó con gran acierto los dibujos de Dave Gibbons y el guión de Alan Moore a la pantalla, tampoco dudó en adaptar toda la imaginería a los tiempos modernos para conseguir un producto que funcionase en concordancia a cómo se hacen y gustan las cosas hoy en día. Si el cómic requería tener que haber leído tebeos de los 60-70, y más en su directa referencia visual, en la película sucede eso mismo, pues bebe visualmente de las películas de los 90 y demás para su orfebrería visual. Prueba es que Ozymandias es el Robin de Schumacher, el Búho el Batman de Keaton y el Comediante está muy cerca de Terminator. […]

  3. […] que rompieron moldes (y cráneos), así que como no tuve suficiente con el primer artículo (ni el segundo o el tercero), permitidme que siga con un cuarto. Esta vez quiero hablar de una mujer más […]

Deje su comentario

Positive SSL