Tipas duras en el cine (IV)

No todas las feministas son ciencia-ficción

Le estoy cogiendo el gusto a esto de hablar sobre mujeres cinematográficas que rompieron moldes (y cráneos), así que como no tuve suficiente con el primer artículo (ni el segundo o el tercero), permitidme que siga con un cuarto. Esta vez quiero hablar de una mujer más cotidiana, aunque igualmente luchadora.

Maggie Fitzgerald

Declarado patriota pero de corte no demasiado conservador, Clint Eastwood decidió denunciar injusticias sociales desde el primer momento en que se puso a dirigir películas.

Hace pocos años sorprendió a público y crítica con Million Dollar Baby, galardonada con varios Oscars, una historia sobre la persecución de un sueño y las ideologías enfrentadas. Frankie Dunn es un viejo misántropo con poca alegría por la vida, y Maggie Fitzgerald está a rebosar de ella.

Es a través de dos opuestos tan grandes que se va conformando la evolución de ambos personajes, superando el primero todos sus prejuicios anticuados, y aprendiendo la segunda duras lecciones sobre la vida.

El personaje interpretado por Hilary Swank posiblemente no sea la mayor salvadora del mundo que he mencionado hasta ahora, pero su historia sirvió de hilo conductor para mostrar que, unidos, pueden superarse todas las prenociones que arrastramos y que no existe terreno vedado para nadie por cuestiones sexuales, ni tan siquiera el endogámico mundo del boxeo.

2017-05-17T13:12:39+00:00 Junio 17th, 2015|Etiquetas: , |3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Fernando 17 Junio, 2015 en 3:47 pm - Responder

    Una gran peli,pero su final es demoledor (me ahorro los espoilers, me quiero demariado mi cara y mis cataplines)

    • En Pelotas 17 Junio, 2015 en 9:12 pm - Responder

      Spoilear esta peli es pecado capital hasta para los ateos!

      • Fernando 17 Junio, 2015 en 11:44 pm - Responder

        Por eso, que nadie escapa a la Inquisición de los spoiler

Deje su comentario

Positive SSL